boutique_mencorner.overlayFinaliserCommande
boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.


Las ventajas de exfoliante no hay que demostrarlas : Aunque a menudo se prescinde de él, es uno de los productos más importantes para una piel sana y limpia.

Pero, en realidad, ¿qué es un exfoliante?


En concreto, se trata de un producto que contiene sustancias abrasivas que sanan la piel ayudándola a liberarse de las impurezas y de las células muertas.


El exfoliante contribuye en la regeneración celular, libera a la piel de las células muertas acumuladas en la superficie. Así, la piel respira, está más lisa y uniforme y recupera la luminosidad. De la misma manera, las agresiones externas como la contaminación debilitan la piel, esta está más densa, sobre todo en las zonas de roce como los pies o las articulaciones. ¿Consecuencia ? La piel deja pasar menos la luz, está apagada y sin luminosidad. El exfoliante contribuye a recuperar un tono más luminoso.

Otra de las consecuencias del exfoliante es que afina la piel y desobstruye los poros completamente, la piel está más limpia y sana. Se aconseja utilizar el exfoliante antes de aplicar un autobronceador o un producto cosmético especialmente rico en principios activos ya que la piel estará entonces preparada para recibir los productos que penetrarán más fácilmente. También se aconseja utilizar un exfoliante antes de salir de vacaciones, su bronceado será más uniforme y se mantendrá por más tiempo.


¿Cuándo ?
Para que sea eficaz, un exfoliante debe utilizarse de forma regular, al menos una vez a la semana. Lo ideal es utilizar un exfoliante después del baño o de una ducha caliente. Los poros están entonces dilatados, lo que permite eliminar al máximo las impurezas.

¿Cómo ?
Para que el exfoliante sea eficaz, es necesario insistir en las partes del cuerpo más rugosas, sobre todo en los pies, las manos, pero también en las articulaciones: codos, rodillas, piernas, muslos y brazos (donde las células muertas tienden a acumularse). ¡Tenga cuidado y no frote demasiado porque puede escamar la piel! El exfoliante se utiliza realizando largos movimientos circulares, haciendo un ligero masaje sobre la piel.
En las zonas muy rugosas como los pies, utilice el EXFOLIANTE PARA PIES de Cellmen, sus extractos de piedra pómez y de hueso de albaricoque proporcionan una exfoliación perfecta de los pies.
Hidrate bien su piel después de la exfoliación para calmarla.

¿Para quién?
Los exfoliantes se aconsejan generalmente para todo tipo de pieles, pero siempre adaptando la frecuencia de su uso a las necesidades y utilizándolo correctamente. Así, si su piel es grasa, puede utilizarlo hasta 2 veces a la semana. Y al contrario, si su piel es frágil o se irrita fácilmente, no utilice exfoliante o limite la frecuencia y las zonas de aplicación, centrándose por ejemplo en las zonas rugosas. Pruebe el LIMPIADOR CORPORAL con sales marinas de VITAMAN que exfolia la piel en profundidad, sin dañarla.