boutique_mencorner.overlayFinaliserCommande
boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

Pies: Líbrese de los olores

 

Su recorrido por los productos


1. LIMPIE y seque sus pies



2. Utilice un GEL ANTITRANPIRANTE para los pies



3. LIMPIE sus zapatos regularmente

 

Cuidados recomendados

1. Limpie y seque sus pies



La higiene no es responsable de la transpiración y de los malos olores. Sin embargo, es indispensable preocuparse por la limpieza de los pies. Pero sobre todo, ¡no olvide secarlos! Es necesario secar completamente los pies, sin olvidar secar entre los dedos de los pies para evitar la sensación de humedad cuando se ponga los zapatos.


2. Utilice un gel antitranspirante para los pies



Sobre los pies limpios y secos puede aplicar un Gel antitranspirante antes de ponerse los zapatos. Esto reducirá la transpiración y, por lo tanto, los olores, bacterias, etc. Basta con hacer penetrar el gel sobre la planta de los pies y entre los dedos. Sports Akileine propone, por ejemplo, STOP Gel antitranspirante para pies. Normaliza la transpiración excesiva y evita la humedad, los olores e incluso el desarrollo de bacterias, responsables de los malos olores gracias a su captador de olores, su perfume desodorante activo y al clorhidrato de aluminio. Su eficacia se ha probado en un 21% de disminución del sudor 7h después de su aplicación.


3. Limpie sus zapatos regularmente

 

En la medida de lo posible, cambie a diario de zapatos con un sistema rotativo. Sus zapatos necesitan airearse y secarse. Para ello, déjelos en una habitación adecuada para ello. Lo ideal es no ponerse el mismo par más de dos veces al día. Evite al máximo los materiales sintéticos, los zapatos de cuero o los zapatos cerrados en general. Utilice preferiblemente zapatos de tela, algodón y cualquier otro material ligero y que permita airear.
También puede utilizar un espray desodorante para zapatos insistiendo entre los dedos.



Para saber más: ¿Por qué los pieles huelen tanto?

 

Las responsables son las glándulas sudoríparas que se sitúan en la planta del pie. Una vez que la transpiración aparece, se infecta rápidamente y se transforma en bacteria, esta última responsable de los malos olores.

 

 

Thibault Raoult