boutique_mencorner.overlayFinaliserCommande
boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

Retomar la actividad física: ¡Escuche a su coach!

 

 

Volver a retomar la actividad física es, a menudo, un momento crítico en el que queremos tener el mismo rendimiento que antes de dejar de hacer deporte. O queremos hacer demasiado o demasiado deprisa sin dar tiempo a que el cuerpo se adapte. Por ejemplo, durante el verano es, a menudo, se suele retomar la actividad deportiva ya sea por el buen tiempo o por la playa.

 

Por ello y con el fin de evitar comportamientos extremos de los últimos minutos como los regímenes "ensalada verde" una semana antes de las vacaciones, o las prácticas deportivas abusivas que conducen a hacerse daño, les presento 5 principios que le permitirán recuperar la línea y estar listo para la playa ahorrando tiempo y esfuerzos. Estos consejos son válidos para todo el año cuando después de interrumpir la actividad física, desea retomarla.



1) Empiece a hacer ejercicio de forma progresiva : Ya sea musculación, correr, bicicleta... el organismo necesita un tiempo de adaptación más largo después de dejar de hacer una actividad física prolongada. Para empezar, propóngase 2 sesiones de deporte a la semana y realícelas. Ocurre lo mismo en cuanto a la duración y la dificultad de las sesiones: ¡No empiece con sesiones intensas de 2 horas! Es mejor varias sesiones pequeñas que un entrenamiento intenso. Tómese tiempo para recuperar una condición física aceptable antes de sobrepasar sus límites.

2) Practique deporte de forma regular evitando descansos prolongados : Para conseguir que su cuerpo se adapte y, por lo tanto, un progreso ya sea estético o en cuanto a rendimiento se refiere, el organismo debe someterse a estimulaciones repetidas durante cierto tiempo. Para ello, mantenga una frecuencia de forma regular a la semana para sus sesiones de deporte e intente no dejarlo.

3) Aumenta levemente la dificultad/o la duración de sus sesiones todas las semana. Un aumento de 10 a 20 minutos en el tiempo total de la actividad física a la semana es un indicador que le permitirá no ir demasiado deprisa en detrimento de su salud y de los resultados. En cuanto a la dificultad, puede aumentar por ejemplo la velocidad si sale a corre, en la natación, si sale a patinar, o recorrer más distancia en el mismo tiempo, o en cuanto a musculación, aumentar el peso que levanta.

4) Es mejor preocuparse por la calidad del ejercicio y no por la cantidad : Cuando realice ejercicios de musculación, céntrese en que la técnica sea perfecta, no le dé mucha importancia al peso que levanta. Lo que importa es sentir el grupo músculos que debe trabajar según el ejercicio realizado y no hacer trabajar otros músculos para facilitar la tarea. Por lo tanto no tenga vergüenza de reducir el peso.

5) No descuide su recuperación, tanto por su salud y bienestar como por su progreso. La recuperación pasa lógicamente por una gestión inteligente de la actividad física realizada: Alternando un día de deporte y otro sin deporte o bien con una actividad diferente. Pero también en cuanto a su alimentación, es preferible un consumo equilibrado de macronutrientes:
- proteínas procedentes de la carne, el pescado, los lácteos, la soja y algunos cereales como las lentejas o el quinua.
- glúcidos complejos que se asimilan lentamente como la pasta, el arroz y el maíz en formas completas, las legumbres y los cereales.
- lípidos procedentes del aceite de oliva, nuez, colza, pipas de uva que aportan ácidos grasos esenciales indispensables para el buen funcionamiento del organismo.
- fibras procedentes de alimentos completos, legumbres verdes y frutas.


Hidrátese de forma abundante antes, durante y después del la actividad física. El agua es la única bebida indispensable. Este apreciado líquido que compone el 60% de nuestro cuerpo está presente en los órganos con células, arterias, venas... e interviene en numerosas reacciones químicas. Mantener la hidratación es vital.


Todos estos consejos dependen evidentemente de cada piel y de sus características, no dude en pedirme ayuda para proponerle lo que le viene mejor.

Deportista
David Costa
Página web: http://www.davidcosta.fr
Correo: contact@davidcosta.fr