boutique_mencorner.overlayFinaliserCommande
boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

boutique_mencorner.overlayReduction

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirOk

boutique_mencorner.overlayCodeValidite1 17/01/2016 boutique_mencorner.overlayCodeValidite2

boutique_mencorner.overlayCodeObtenirNok.

 


El sol es beneficioso para nuestra salud y nuestro humor, sin embargo, si la dosis es fuerte o si no está bien protegido, puede causar daños irreparables. ¡Aquí tiene algunos consejos para broncearse sin quemarse!

 

Bronceado en función de su tipo de piel:

 

Primero, es importante saber que no todos somos iguales ante el sol. Si algunos se broncean fácilmente, otros tendrán que sufrir baños de calor y su piel despellejará... Es necesario adaptar la protección solar a su tipo de piel.

Diferenciamos 4 tipos de pieles:


- Pieles muy claras, cabellos blancos o rojos y ojos azules : La piel es muy sensible y no se aconseja la exposición al sol Utilice índices muy elevados o cubra su piel. Si va a tomar el sol, utilice la crema Solar Defense 50 de Heliabrine: bajo control farmacéutico y testada bajo control dermatológico, está perfectamente adaptada a las pieles intolerantes al sol

- Pieles claras, cabellos blancos o castaños y ojos claros: La piel es sensible y reactiva (los golpes de calor son frecuentes) y el bronceado es difícil. Evite las exposiciones prolongadas al sol y proteja su piel con un índice alto. Pruebe la crema Solar Defense 30 de Heliabrine, su protección fuerte limita los daños provocados por el sol.
- Pieles normales, cabellos castaños o castaño oscuro y ojos grises o marrones: Incluye al 80% de la población La piel se broncea fácilmente pero la protección solar es necesaria. Un índice medio basta, como la leche solar protectora 15 de Point Soleil, que protege la piel acelerando el bronceado.
- Pieles mates, cabellos castaños y marrones y ojos oscuros: La pies se broncea muy fácilmente y solo rara vez sufre golpes de calor. Aún así, necesita protección solar.


Consejos útiles para el bronceado masculino:

 

Independientemente de su tipo de piel, se aconseja no tomar el sol desde las 12h a las 16h. ¡Hay que prestar atención que los rayos UV no tengan "efecto calor", ninguna sensación de quemazón horas más tarde cuando el mas ya está hecho! Conclusión, para no estar rojo como un cangrejo, aplique la crema solar de forma regular, por lo general cada 2 horas y después de cada baño.


Lo importante es broncearse de forma progresiva, permanecer 4h al sol al principio del verano no sirve para nada, al contrario, la piel "quemada" despelleja y no tiene porqué broncearse. Además, una exposición progresiva garantiza un bronceado de larga duración.


Para un bronceado más homogéneo y por más tiempo, utilice el exfoliante de forma regular. La piel del hombre es más densa, se bronceará con mayor facilidad una vez liberada de las pieles muertas y las irregularidades. Utilice el Exfoliante corporal con sales marinas de Vitaman facilita la eliminación de células muertas y libera los poros de la piel.


Después de la exposición, hidrate bien la piel. El sol, la arena, la sal resecan la piel, lo ideal es aplicar una leche ultra hidratante después del sol que nutre la piel en profundidad. Utilice, por ejemplo, la leche reparadora para después del sol de Heliabrine, su textura ultra fresca hidrata y calma la piel después de la exposición al sol.


Como complemento, utilice una crema hidratante para el cuerpo, y aplíquela mañana y noche, como por ejemplo el Bálsamo para el cuerpo PurProtect de Dermatherm que deja una capa protectora sobre la piel y calma y alivia la piel.

¡Estará bien equipado para una piel dorada y sobre todo protegida durante el verano!

 

Para saber más: ¿Qué es el bronceado?

 

Se trata simplemente de un medio de defensa de la piel frente al sol. Agredida por los rayos UVA, las células de la capa superficial de la piel se multiplican para aumentar su resistencia frente al sol. De este proceso nace la melanina que proporciona a su piel un color bronceado.